Agosto al mediodía

Llega la hora de salir de viaje. Espero el coche, que nos recogerá dentro de poco, con una novela abierta sobre mis rodillas y mi atención en otra parte. No soporto que me esperen, ni hacer esperar a nadie y siempre, unos minutos antes de la hora acordada, busco algo que tener en las manos y me sirva de alivio a la tensión que me produce la espera, que a veces es mayor de lo tolerable por mis nervios, como un bolígrafo que no paro de mover entre mis dedos, un libro que consulto a veces, el mando del televisor que, compulsivamente, enciendo y apago hasta calmarme, y me siento en un sofá. Me gusta viajar, a pesar de todo. Quizá sea tan solo un cambio de estado, ritmo, lugar, otra cosa quizá, o lo que deseo vivir, y luego es una decepción, o esperar algo, siempre, casi como si fuera mi estado habitual como lo es el no acostumbrarme a esa subsiguiente decepción.

Corre algo de aire que atenúa el calor propio de agosto al mediodía, que no soporto, soy más del otoño o del invierno.

Hace tiempo que perdí el gusto por la conducción y casi prefiero el transporte público o que me lleven y poder imaginar, mientras contemplo un paisaje que deseo, a veces, detenido, y recrearme en ello, pero las prisas, las ganas de conversar que no puedes obviar o que te pidan que conduzcas, lo dificultan o impiden. Escucho el timbre de mi puerta y salimos, el coche nos espera.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

CARTA A TODAS TUS CATÁSTROFES

昨天的后悔忘记了。今天的事都忘记了。

Entre letras

MARÍA JOSÉ VICENTE RODRÍGUEZ

La inmolación tiene rostro

El calibre corto, la pólvora azul

GalianayCía.

El arte de contar lo que vemos

Veni, vidi, amorem

Bienvenido a mi hogar, el espacio en el que me vas a conocer de la manera más intensa y especial en que puedo llegar a expresar. Cuida este espacio, es también tuyo ahora.

La liebre de Durero

Blog de Ignacio Ortiz Monasterio. Sonidos, imágenes, espacio, volúmenes, vacío. Dondequiera que lleven las inclinaciones de los sentidos.

Las termitas del cielo

Entropía callejera

Irreflexiones

Pensamientos perezosos, especulaciones y sospechas

LA SAVIA DE EL BOSQUE

Aprendices de escritores

Complícate la vida y tendrás algo que escribir

Dónde no todo es válido, pero real

LOSANTOS EDITORIAL

NOVELAS, AUTOAYUDA, POESÍA Y MÁS

Quarks Ediciones Digitales

Somos una editorial digital que tiene por objetivo difundir y promover la lectura del microrrelato

Carretera de neuronas

Ejercicio de desahogo, los personajes pueden ser reales, ficticios o coincidencia

Estoicamente hedónica

En constante conflicto conmigo misma

letraypalabra

A veces surjo de lo que escribo como una serpiente surge de su piel (Enrique Vila-Matas - El viaje vertical)

Mayttet

Disfrutemos de la escritura.

UNA LUZ MÁS

Ante los demás nos define lo que hacemos y decimos, pero ante nosotros mismos nos define mejor lo que escribimos.

A %d blogueros les gusta esto: