Una puesta de sol

Yo

Salgo del agua, cojo una toalla, anochece y siento algo de frío. Camino algunos metros, me paro y miro algunas nubes, sus formas, su escarlata y se para el tiempo al menos un instante para mí.

Te veo salir del agua y busco tu mirada. Quiero llamarte pero callo, guardo mi voz con el ocaso. Recojo para ti lo que pedimos, doy un par de pasos, paro y con extrañeza respeto tu silencio, no sé si estás, si aún sigues aquí, conmigo.

Yo

El rojo es poco a poco azul y gris y quieto y fresco y un raudo escalofrío pone en un momento el tiempo en hora.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .