Tu voz

Termino de comer y me levanto, cojo el teléfono y te escribo dos, tres mensajes, quiero salir dentro de unos minutos y te cuento lo que siento. Termino, para comenzar con una ducha, el mismo tiempo siempre, las sensaciones, mi protección, mi ritual, una oración, un acto propicio elegir mis ropas y preparar mis cosas,... Leer más →

Uno de tantos

Entro en una cafetería uno de esos días, uno de tantos, uno de esos días como forzosamente vivo y que coinciden con los días laborales de otros, de aquellos otros con los que apenas me conjugo un tanto aposta, adrede, por puro hartazgo o mor de soledad, de mi trabajo, de mi vida y entro,... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: