Esos objetos

Terminé mi café y me fui a mis cosas, me refugié quizá o hui, sin un pretexto, pensando en no molestar o, por mejor decir, deseando, queriendo evitar facilitarle a alguien una conversación que, en ese momento, distaba de apetecerme y, así, subía, con extrema lentitud, las escaleras para dejar los objetos, que suelo trasladar... Leer más →

Al otro lado

Leí en algún sitio 'al fin ha sucedido, hoy no tengo nada que escribir', o algo parecido, y me callo que cuando te siento tan cerca me nace la irresistible necesidad de describirte en mi cuaderno con palabras o trazos o sombras mientras te miro, me miras, y te aguantas, o no, las ganas de... Leer más →

Amigo de domingo

Solíais llegar de improviso, cualquier día, en horas aceptables, razonables, o casi, botella de un vino elegido al azar en mano porque si yo entendía, poco, ya sabes, tan diletante, y con tanta broma, con apetito y ganas de charlar, muchas, y desahogaros, tú sobre todo, que eras la voz cantante, directora, firme, cargada de... Leer más →

Una palabra

Llega el momento de parar, ponerme en pie y darme, por qué no, un respiro, un paseo, tomarme un bocado y una cerveza quizá, o solo un café solo y un bollo, solo también porque no hay que abusar, o todo esto, ya vería después de un orden que me era necesario y que reclamaría... Leer más →

Solo una foto

No me recuerdosi mencionas ayero si una fotoque surge de un cajón,tal vez de sastre,sonríe, por favor,no me recuerdo,insisto, si mencionas,si me devuelvessolo una foto,billete sin valor,solo de ida.       Aurelio C.

Nada comienza

Algo tan sencillo, eso tan sencillo como es contarte una historia, eso que sabiendo lo que sucedió y que de nuevo vuelve a suceder y así, sin recordar aunque sabiéndolo, eso, solamente eso y así de simple, aunque en el fondo no lo sea, eso, la historia que no soy capaz de contarte pero que... Leer más →

Hablándome al oído

Llevo dos líneas escritas, dos insufribles, vanas líneas de un aún peor, frenético e ilegible bosquejo de relato escrito ayer durante una tarde calurosa, en exceso para mi gusto. Un buen ensayo, entiéndase la ironía, sobre algo que no entiendo y no me sirve hoy. Así llevo toda la mañana. Me dormía, a mi pesar,... Leer más →

Todas estas tardes

Es sábado y come en casa. Se encierra en su, como lo embroma, laboratorio culinario atreviéndose con algo inesperado, el hurto de una receta que unos días antes alguien olvidó encima de la mesa de un despacho donde esperaba encontrarse con un gestor financiero que, al final, después de casi hora y media, y sin... Leer más →

Antes de abandonar

Llegué arriba y me paré en el último escalón. Era temprano. Eran las siete de la tarde. Pensé que, mientras subía, sería suficiente, me bastaría hasta el anochecer para acabar alguno de mis textos. No lo sabía, pero me equivocaba, nada puede pasar como lo esperas o, no sé, quizá sí lo supiera y algo... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: