Bucles

Llega un señor con voz de locutor de radio… escribe aprisa en un papel en blanco otro señor entre el final apresurado de una ducha y el momento de acostarse aliviado, por fuera, e inquieto aún, por dentro, porque tal vez le vuelva a ver a aquel señor con voz de locutor de radio entrar quejándose del frío y saludarle pendiente de que aquel otro señor que escribe en un papel en blanco no le vuelva a contestar indiferente.