Una silla de mimbre

La imaginaba en casa, sola, tal vez sentada en una vieja silla de mimbre, fuera, porque fumar no se fumaba dentro mientras tomaba un poco el sol esperándole, o era el momento de faenar el en casa lavando los vasos y platos usados anoche; o de distraerse con cierta desgana adelantando las compras de la... Leer más →

Un sitio vacío

Llegó a las once, once y unos minutos, de la mañana y, no es posible saberlo con certeza, buscó, eligió, o quedaba libre, una mesita con dos sillas justo al lado de una enorme cristalera desde donde podían verse la calle principal, ancha, concurrida, comercial, y otra no menos importante, restauradora, si puede decirse y... Leer más →

Mi lío gordiano

Imagen tomada de Pinterest Desde que terminé con todas las razones cogidas al vuelo con que oportunamente retrasar la lectura de una de las tres o cuatro novelas empezadas; la entrada pendiente de mi diario iniciada con tan solo la fecha; el estudio de uno de los pocos, y de mi interés, temas programados; ver... Leer más →

La fuga de una estrella

Imagen tomada de Twitter Camina hacia el oeste por la orilla de un mar en calma que alcanza y baña sus pies, la fina arena, al tiempo que amanece, por un encuentro, hoy, en un lugar que solo ellos conocen, oculto por las rocas. Camina, sin apenas levantar la vista, por esa fina arena que... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: