La tormenta

Hablaron poco, durante la comida. Momentos después, todo ya limpio y recogido, decidió, su mujer, echarse en el sillón y López, hombre de acción, se levanta y se acerca a mirar a través de la ventana. El tiempo cambia, amenaza tormenta, murmura, mientras todo tiende hacia un gris oscuro, turbio. Suspira. Coge lo necesario. Es hora de salir, piensa, y baja en silencio, por las escaleras parando en cada piso, en cada descansillo, si oye cualquier ruido, en penumbras, despacio, hasta alcanzar la puerta de la calle, abierta y destrozada por tanta violencia. Valor, López, valor… Se agacha y escudriña a través de nubes de polvo arrastradas por el viento. No encuentra enemigos, tampoco aliados, nadie en peligro, y no le gusta, desconfía, hasta que pone un pie en la calle y calla todo pensamiento al escuchar un disparo que impacta cerca de él. Su pulso se acelera. Vamos, López, son unos metros, y busca el origen del ataque, pendientes de su situación, que burla desplazándose a rastras hasta alcanzar cómo alcanzar su objetivo y corre, sorprendiendo al francotirador, corre, llevado por mil demonios, y le noquea, agotado. Cree que lloverá. Mira su reloj, lleva demasiado tiempo fuera, sin comunicación y cree que le abandonarán si no regresa a tiempo. Mal asunto, López, apenas duraría, era sencillo, pero he de volver, tratando de animarse al concluir con su misión. Elige otro camino para regresar, con sigilo, prudencia, rapidez, alcanza la puerta por la que salió y sube, atento, hasta llegar a la puerta de su casa que, con cierta dificultad, se abre, y oye decir, encendiéndose una luz ¿ya vienes de tirar la basura?

Imagen tomada de Pinterest

8 comentarios sobre “La tormenta

Agrega el tuyo

    1. Me alegra que te parezca bueno, el texto. Podría verse algo en él. Yo lo veo, algo, pero son más cercanas a, cómo decirlo, fábulas milesias, simple entretenimiento. Me cuesta mucho escribir, no sé si te lo he dicho alguna vez, y, entre col y col, una de López… abrazos

      Me gusta

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

Las termitas del cielo

Entropía callejera

Irreflexiones

Pensamientos perezosos, especulaciones y sospechas

LA SAVIA DE EL BOSQUE

Aprendices de escritores

Complícate la vida y tendrás algo que escribir

Dónde no todo es válido, pero real

LOSANTOS EDITORIAL

NOVELAS, AUTOAYUDA, POESÍA Y MÁS

Quarks Ediciones Digitales

Somos una editorial digital que tiene por objetivo difundir y promover la lectura del microrrelato

Carretera de neuronas

Ejercicio de desahogo, los personajes pueden ser reales, ficticios o coincidencia

Estoicamente hedónica

En constante conflicto conmigo misma

letraypalabra

A veces surjo de lo que escribo como una serpiente surge de su piel (Enrique Vila-Matas - El viaje vertical)

Mayttet

Disfrutemos de la escritura.

UNA LUZ MÁS

Ante los demás nos define lo que hacemos y decimos, pero ante nosotros mismos nos define mejor lo que escribimos.

El blog de una revelde sin causa

Que me quieran como soy...sino que me olviden

MIS HISTORIAS EN BLANCO

Blog de poesía, reflexiones y relatos de Teresa Alarcón.

hshp

Hecht, regreso al pasado.

Las Historias de Rouse

Breves relatos, historias intensas

Sobrescribo

En este sitio comparto algunos de los poemas, ejercicios de escritura y pensamientos que me acompañan en la cotidianidad. Espero que para ustedes sea tan catártica la actividad de leerlos, como para mí escribirlos.

A %d blogueros les gusta esto: