En letras verdes (y IV)

Satisfechos su estómago y oídos, sonriente por sus dos copas de tinto, sucumbió indolente a una cabezada, es solo un momento y sin levantarse de la mesa, pues la recogería después, se dijo, durmió.

Llegar al piso, ascender, llamar y abrirle alguien sin rostro, efigie permisiva y enigmática que no pregunta, alcanzar a duras penas los pedazos prescindibles de un pasado que a nadie, ni siquiera a él, interesan ya, y regresar, Ulises maltrecho, ignorado y solo, con su carga y un error, escrito en verde, en su bolsillo.

Sueña y despierta sin agitación, ahora lo sabe, alguien se equivocó, pero no se planteó volver, ¿con qué motivo? Pensar, ¿pensar qué?, o ¿en quién? Preguntas y más preguntas absurdas. Optó por destruir aquella nota que leyó queriendo comprender o descubrir, hasta grabarla en su memoria, pero se puso en pie, ya recogería después, volvió a decirse y salió, necesitaba caminar.

Cruzó media ciudad, dos veces. Cansado, vuelve a casa recordando con dolor lo que se añora del pasado pensando que, tal vez, debiera regresar, no a su pretérito recuerdo, sino a las gentes y al lugar que le acogió. Ya en casa, entra en un cuarto iluminado y alcanza, del fondo de un estante, una pesada caja que mira con cierto temor y abre y se libera, mucho después, con cada objeto que toma, con cada foto, mapa, ¿nota?, no recordaba que aquellos que dejó, de aquel lugar de donde vino, tan lejos y tras casi cinco años, llenaron aquella caja, para él, con lo que creyeron le harían volver cuando acabara sus asuntos o enterrara su pasado y esa nota, la misma escrita en verde porque, empezaba a recordar, no fue posible encontrar otro color para decirle, con aquella misma nota que encontrara en sus bolsillos, entre otras, con sus llaves, desdoblándola y cayendo una pequeña foto, no me olvides…

Imagen tomada de Pinterest

3 comentarios sobre “En letras verdes (y IV)

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

Las termitas del cielo

Entropía callejera

Irreflexiones

Pensamientos perezosos, especulaciones y sospechas

LA SAVIA DE EL BOSQUE

Aprendices de escritores

Complícate la vida y tendrás algo que escribir

Dónde no todo es válido, pero real

LOSANTOS EDITORIAL

NOVELAS, AUTOAYUDA, POESÍA Y MÁS

Quarks Ediciones Digitales

Somos una editorial digital que tiene por objetivo difundir y promover la lectura del microrrelato

Carretera de neuronas

Ejercicio de desahogo, los personajes pueden ser reales, ficticios o coincidencia

Estoicamente hedónica

En constante conflicto conmigo misma

letraypalabra

A veces surjo de lo que escribo como una serpiente surge de su piel (Enrique Vila-Matas - El viaje vertical)

Mayttet

Disfrutemos de la escritura.

UNA LUZ MÁS

Ante los demás nos define lo que hacemos y decimos, pero ante nosotros mismos nos define mejor lo que escribimos.

El blog de una revelde sin causa

Que me quieran como soy...sino que me olviden

MIS HISTORIAS EN BLANCO

Blog de poesía, reflexiones y relatos de Teresa Alarcón.

hshp

Hecht, regreso al pasado.

Las Historias de Rouse

Breves relatos, historias intensas

Sobrescribo

En este sitio comparto algunos de los poemas, ejercicios de escritura y pensamientos que me acompañan en la cotidianidad. Espero que para ustedes sea tan catártica la actividad de leerlos, como para mí escribirlos.

A %d blogueros les gusta esto: