La visita

Hoy encontró por fin el sueño, el profundo, el que le fusionaba con la cama, hoy, que parecía más amante él, que una pesada carga que con ayuda de sus contracturas y preocupaciones le obligaba, su cama, casi a diario, a levantarse lleno de dolores, lleno de frustración, irritado. Hoy, sorprendido y satisfecho y descansado, levantó su cuerpo liviano y se llevó a sí mismo y con indolencia, y llevó también un libro y un café cargado, solo, muy dulce (no soportaba escuchar de sí que no era cafetero, menos aún soportaba que viniese, el recordado comentario, de su hermana) y muy caliente, aunque no hiciese, precisamente hoy, frío, casi a las once de una mañana de agosto, pero tuviese, sin embargo, que buscar con qué arroparse durante una madrugada fresca y silenciosa y de agitados sueños.

Salió por una puerta que se abría a un jardín recién cortado y húmedo, del riego, gozando a cada paso con la brisa, el silencio, los… no aguantaba más y se reía y se burlaba imaginándose por fin cumplido un sueño sonando de aquel modo insoportable que es como se sentía él en ese instante, y tan lleno de resentimientos y fracasada su vida, sentado a la mesa de su cocina escuchando todos los días voces atravesando las paredes de su pequeño y oscuro y viejo piso en esa calle asfixiante y ruidosa, anhelando abandonarla un día.

Pero hoy descansó, hoy pudo conciliar, aunque algo tarde, el sueño y dudaba si por la visita de su hermana que no ve desde hace meses quizá por la distancia o el trabajo, o porque allí su vida, en el norte o, quizá, ya no hay razón para volver (y deba, tal vez, temer tan esperado encuentro), aunque la sangre, o las desavenencias, o los recuerdos, o disputas, cosas todas ellas que por sí o por no, unas para olvidar y, otras, a retomar con su visita, su hermana, que llega, sí, en una breve carta como viene sucediendo desde hace meses.

Imagen tomada de Pinterest

Un comentario sobre “La visita

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WordPress.com.

Subir ↑

Esbozando los días

Blog de dibujo, pintura y palabras

iletradoperocuerdo

reflexiones sobre la vida literaria

Somnia

Literatura y otras locuras

200mghercianos

TV, Cine, Música, rarezas y beluga

De literatura y otras palabras

Sitio web de Juan Manuel Luna Guerrero

maryliablog

La vida y otros cuentos

Dama del Otoño

Palabras que se quedan grabadas en lo más profundo del alma.

La Page @Mélie

Contre le blues, le meilleur remède, c'est le rock

Sebastián Felgueras

-Historias que se viven-

mariaraquelbonifacino

Escritora , L. sociólogía, poetisa uruguaya,poetry ,pintora,fotógrafa,conductora de TV. modelo

lorenzo Arabí

Escritor en periodo de aprendizaje constante.

EstelaFodere

Just another WordPress.com weblog

Rimbaud vuelve a casa

«Déjenlo todo, nuevamente láncense a los caminos»

elcorazondelmar

Sentimientos, realidades y sueños. Tres cosas con las que convivir.

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

POLVO DE ESTRELLAS

Este es mi firmamento

Rebe & Miau

Una forma diferente de estar en el mundo 🌵🌷✨

A %d blogueros les gusta esto: