El humo de tus cigarrillos

Miro el reloj, las cinco y media. Llueve y seguirá lloviendo y tal vez haga frío y pronto llegará la noche y aún no sé qué hacer hasta que den las diez y pueda verte, quizá la última vez, y hablarte aunque sé que no podré acertar con una explicación porque no habrá tiempo, porque... Leer más →

La cama sin hacer

Me sonrío y solo te veo cuando preguntas por qué, de qué me viene esta sonrisa boba, qué pasa por mi mente pues aún no he dicho nada apenas desde que llegué a tu casa y permanece intacto un plato con queso y jamón y una cerveza fría, muy fría, al lado, tu último libro,... Leer más →

La mesa de cristal

Empieza a anochecer. No hablamos, escuchamos, más bien, el crepitar del fuego de la chimenea mirándolo a través del fino cristal de nuestras copas buscando, posiblemente, esa continuación que nos resuelva, nos haga comprender o nos termine de una vez y nos disuelva, separe para siempre y solo por creer que todo se ha perdido,... Leer más →

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: