La última puerta

Al decirme insistentemente que sufro, sufría al escribir, porque ya no escribo, creo que elevaba, construía con cierta pasión, cuidado y empeño todos y cada uno de los obstáculos imaginables, posibles, para cualquier intento de creación literaria o de su comprensión o aprendizaje. Esto es lo que le sucedía, sucede a mi exigua, mediocre escritura... Leer más →

Una cena exquisita

Es porque quiero, lo sé, todo esto que me pasa es porque quiero, porque lo permito y también por eso temo escribir, escribirte, porque me da miedo mostrarme, por eso no te escribo, por eso, porque dejo un rastro y creo salir, estar fuera, a la vista y cuando alguien me descubre, me señala, me... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: